DE


MICAELA GELLERT


Soy alemana y vivo desde hace 15 años en Sevilla. Soy instructora certificada de PSYCH-K®, psicóloga clínica, psicoterapeuta Reichiana y trabajo en mi propia consulta.

Desde que tengo uso de razón y sobre todo durante toda mi vida profesional, mi intención y meta han sido facilitar que las personas vivan su pleno potencial para poder expresar su verdadera y auténtica forma de ser. Para eso les apoyo en expandirse a sí mismos y superar sus limitaciones. Mi profesión para mí es y siempre ha sido mi vocación.

Siendo una adolescente, recuerdo una conversación con mi madre, en la que ella me habló de la importancia de desarrollar un caparazón para protegerse. No estuve de acuerdo con eso y desde entonces he intentado mantenerme abierta y curiosa.

Después de mis estudios de Psicología en Constanza busqué una formación con la que poderme identificar y sentirme “en casa”. Completé la formación académica con un entrenamiento en trabajo corporal analítico a través del cual se fue abriendo en mí cada vez más la espiritualidad.

Cuando empecé a trabajar con clientes, me daba cuenta de que cada persona es prisionera de su propio escudo de protección. Con el trabajo corporal de Wilhelm Reich, intentaba que las personas fueran capaces de utilizar su escudo cuando hubiera necesidad y también que fueran capaces de dejarlo a un lado en situaciones en las que no fuera necesario. Este escudo nos permite sobrevivir, muchas veces en circunstancias muy dolorosas, pero con el tiempo se vuelve en contra de nosotros impidiéndonos el contacto y la cercanía con nosotros mismos y con los demás.

Detrás de este caparazón siempre encontraba el flujo libre de la energía y con esto, el pleno potencial de cada individuo.
Aunque en las sesiones aparecía este pleno potencial y las personas lo disfrutaban, no se permitían vivirlo en su vida diaria. Lo que lo impedía eran sus propias creencias sobre sí mismos.

Durante 25 años de vida profesional he experimentado muchas técnicas de psicoterapia, como terapia de danza, terapia Gestalt, Psicodrama, Biosíntesis, Craneosacral, chamanismo y más. Me formé en Hipnosis Erickson, EMDR y MET/EFT.

A lo largo de mi vida profesional he trabajado en psiquiatría, en clínicas psicosomáticas y sobre todo en mi consulta privada.
He leído y estudiado mucho sobre psicología energética.

Pasando unas vacaciones en Alemania encontré el libro de Rob Williams “
PSYCH-K the missing piece peace in your life”. (PSYCH-K la pieza paz que falta en tu vida)

En este libro encontré todo lo que siempre había estado buscando en mi vida. Para mí fue como llegar a casa. Me sentía muy emocionada y en seguida supe que quería ser instructora de este método tan fantástico. Desde entonces, mi intención ha sido llevarlo al máximo de gente posible, para poder enseñarles a usar esta herramienta de transformación en sus propias vidas. De repente mi consulta me pareció demasiado pequeña y sentí la necesidad de expandir mucho más.

En octubre de 2010, asistí al taller básico de
PSYCH-K. El fin de semana siguiente, al taller avanzado, y a partir de entonces centré toda mi energía e intención en hacerme instructora de PSYCH-K. En julio de 2011 conseguí la certificación.

PSYCH-K se convirtió rápidamente en la herramienta más utilizada en mi consulta con resultados enormes.
PSYCH-K para mí no es solamente la herramienta que echaba de menos, sino también la conexión espiritual que conlleva.
¡Es maravilloso poder ver la rapidez con la que podemos cambiar y alcanzar las metas que deseamos!

Me siento muy agradecida por tener una herramienta que puede facilitar
que las personas se ayuden a sí mismas. Nadie tiene que sufrir. Cada persona tiene la posibilidad de cambiar si realmente quiere.

Para mí PSYCH-K es un regalo de los dioses para la humanidad.



DE